Desde pequeños (McDonalds y sus juguetes), cuando nos licenciamos (maravillosas becas Santander, que sirven de todo menos de ayuda, por citar alguna…) hasta que nos morimos (ceremonia de gasto y llanto), pasando por etapas de promoción para una vida mejor (ceremonias matrimoniales). Nos intentan hacer felices y nosotros nos lo creemos, o eso parece.

Analítica web

Están por todas partes: en la tv, radio, vallas publicitarias, periódicos, ropa, libros, internet. . . Infinidad de medios. Todos tienen el mismo fin, incitar al consumo. Vendernos productos que no necesitamos para nada y que en ocasiones, no podemos pagar. Como dice Darwin, el que no se adapta “jodido” lo tiene.

De todas formas de persuasión, la analítica web me parece el medio más romántico, intelectual y menos agresivo. Los tiempos están cambiando, o mejor dicho, ya lo han hecho. No es suficiente con sacudir al usuario con el típico anuncio que ensalza las bondades de un producto, muchas veces inexistentes.

Hay que innovar, tratar de interactuar con el individuo, hacerle participe de ello. El consumidor tiene que sentirse orgulloso del producto que va a adquirir, incluso antes de hacerlo. Hacerle vivir una experiencia única.

¿Cómo hacerlo? Con un buen producto. Esencial. Desde el principio hasta el final.

La experiencia de compra tiene que ser eso, una experiencia. En el momento en el que se pide el producto el juego empieza. Termina una vez a llegado a su domicilio (me refiero al medio online).

Son tiempos duros. El mercado está repleto de todo tipo de productos. Hay que ser diferente, o por lo menos parecerlo.

La analítica web trata de eso. Persuadir de una manera elegante, sutil e incluso inteligente, determinando cuáles son las necesidades y preferencias de un subconjunto o “target” para poder manipularles (o convencerles) haciendo pequeñas modificaciones en la presentación de la información, en contenido y continente. Es la publicidad del presente, y puede que del futuro. El tamaño sí importa.

Se acabaron los presupuestos descomunales para campañas sinsentido, vulgares e ineficaces. Hablo en términos generales. ¿Cómo medir lo que reporta cada € gastado en un anuncio de TV? ¿A qué hora es mejor lanzarlo? Se intentan medir pero no tiene mucha eficacia. Las entrevistas son sesgadas e imprecisas.

Con la analítica se puede medir el impacto que tiene cada acción, incluso en tiempo real, por lo que si una determinada circunstancia altera el resultado esperado se puede detener inmediatamente.

Creo que es una profesión con muchas expectativas y en donde me gustaría desarrollar mi carrera profesional.

Un brindis por la analítica web.

¿Qué opinas?

1315 View