¿Continente?, ¿Contenido? Existe cierta discordia en el mundo del marketing para determinar qué es más relevante en el proceso de elección de un producto.

Podemos definir el continente como el medio en el que se presenta el producto mientras que el contenido es su “sabor”, lo que se espera al presentar el continente. Si lo que esconde supera las expectativas se habrá hecho mucho trabajo.

Creo que el continente debe ser el que despierta los sentimientos de atracción en el consumidor. Hay que gustar, sea como sea. Las ventas siguen la misma dirección. El precio a pagar por dicha seducción viene muchas veces contrariado por la calidad del contenido, cuya misión será la captación y fidelización del consumidor.

Un ejemplo muy bueno es Coca-cola. Su marketing es casi siempre excelente, en España incluyeron la palabra positividad en la RAE. Como se puede observar en la imagen, la evolución del continente (en este caso la botella) va marcado por los cambios culturales de la época. Si le añades unos cuantos millones de presupuesto en publicidad, el trabajo está hecho. ¿Serías capaz de diferenciarla del resto?

Continente y contenido en marketing

 

En el marketing online ocurre lo mismo. Son 3 pasos:

El primer paso que se tiene que dar para que una estrategia cumpla con sus objetivos es elegir bien el continente. La manera en la que se presente la información definirá en buena manera el resultado final del proyecto. Atracción. Colores, formas, tipo de letra, imágenes, etc. Es el valor colateral del producto.

El segundo paso es el de captación de tráfico. Tendrá que ver con la calidad del contenido. No se trata de escribir para robots sino para personas que deseen gastar parte de su tiempo en recomendarte a sus amigos. Cuanto mejor presentado y cuidado esté el contenido, mejores resultados obtendremos en el largo plazo. Es el paso de la creación de un entorno favorable.

El tercer paso es el de analizar. Plantear el qué, cómo, dónde y por qué de los objetivos. Ver lo que nos interesa, mejorarlo y lo que no nos interesa cambiarlo. En este paso, hay que sumergirse en lo revelador del proceso.

Como conclusión, os dejo esta frase: “En ocasiones nos empeñamos en evidenciar lo obvio y perdemos de vista el valor de lo sustancial”

Si necesitas ayuda con la analítica web de tu negocio, no dudes en ponerte en contacto con Agencia de Analítica Web. También puedes realizar el proceso de optimización web.

¿Qué opinas?

2269 View